Equipo

Artículo

La UE contra el arbitraje de inversión

27/09/2021
Descargar PDF
Publicado en Expansión

Las instituciones europeas han optado por abandonar el arbitraje de inversión como mecanismo para la resolución de disputas entre inversores y estados.

El arbitraje de inversión es un mecanismo útil y eficaz para resolver controversias entre inversores y estados, ante actuaciones estatales que vulneren los compromisos adquiridos en tratados internacionales para la promoción y protección recíproca de inversiones. Ejemplos conocidos de ello son los arbitrajes entre Repsol y Argentina por la expropiación de YPF en 2012, entre Unión Fenosa Gas y Egipto por la planta de Damietta, y entre los accionistas de la petrolera Yukos y Rusia, que dio lugar en 2014 a la mayor indemnización concedida por un tribunal hasta la fecha.

Estos tratados internacionales, que empezaron a suscribirse en los años 60, persiguen fomentar y proteger las inversiones extranjeras entre los países firmantes, mediante la asunción por parte de los estados de determinados compromisos como pueden ser: no adoptar medidas expropiatorias sin pagar una compensación justa, o respetar las expectativas legítimas de los inversores.

El contenido completo de este artículo se encuentra en el PDF.

Etiquetas relacionadas

arbitraje inversión Unión Europea

Áreas de práctica relacionadas

Personas relacionadas

__Más actualidad