Equipo

Artículo

Hacer la compra no se convertirá en un episodio de ‘Black Mirror’, de momento

13/07/2021
Publicado en Expansión

La inteligencia artificial está más que integrada en nuestro día a día, pero ¿está también al servicio de la Justicia?.

Recientemente, la sección 9ª de la Audiencia Provincial de Barcelona se ha pronunciado sobre la posibilidad de integrar un sistema de reconocimiento facial en las cámaras de video vigilancia de establecimientos comerciales para prohibir la entrada a condenados por robos.

El origen de este auto, fechado el pasado 15 de febrero, se remonta a enero de 2018, cuando el juzgado de lo penal nº 28 de Barcelona condenó a dos personas por un delito intentado de robo con violencia a un año de prisión y la prohibición de acceso al establecimiento en el que se produjeron los hechos durante un periodo de dos años. En vía de ejecución de sentencia, y ante la dificultad de asegurar el cumplimiento de esta última pena, la compañía de distribución propietaria del establecimiento solicitó que se le permitiera implementar un sistema automatizado de captación de datos biométricos en las cámaras de video vigilancia que reconociese a los condenados sin que sus trabajadores tuvieran que estar pendientes de la gente que entraba en el mismo. Este reconocimiento se produciría -según informó- en 0,3 segundos y el sistema borraría los datos recabados en caso de no haber coincidencias con los datos de las personas condenadas. La empresa proponía, en definitiva, valerse del progreso tecnológico para proteger lo que consideraba un interés público.

Puede encontrar el contenido completo del artículo aquí.

Etiquetas relacionadas

inteligencia artificial penal económico

Áreas de práctica relacionadas

Personas relacionadas

__Más actualidad